Es parte del mantenimiento de la tapicería automotriz, para conservar el buen estado de los asientos y materiales.